ciudadsistema

Las fortalezas del mar. Maunsell [02]


El 13 de Mayo de 1940, Wiston Churchill condensó en un discurso la resistencia por parte de Inglaterra de caer en manos del poder alemán, con aquellas palabras que quedaron grabadas por siempre: No tengo nada más que ofrecer que sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor (Churchill, 1940, Cámara de los comunes).

Inglaterra asumió para siempre la defensa por la democracia, sin temer al hecho de poder quedarse prácticamente sola, tal y como caricaturizó David Low con las flotas aéreas alemanas en posición de ataque, mientras una gran tormenta marina azota la figura de un soldado inglés con su fusil y el puño levantado, desafiante en la costa inglesa gritando Very well, alone (“Muy bien, sólo”).

01Fig.1: En el centro, viñeta de David Low <http://www.johndclare.net/wwii5.htm> junto con Red Sand Towers <http://www.flickr.com/groups/81478685@N00/pool/>

Podemos imaginar por un instante, lo difícil de la vida de estos soldados ingleses aislados en estos fuertes marítimos, protegiendo la costa inglesa de los ataques aéreos de los Nazis. El campo de batalla se situaba de este modo, en una posición estratégica lejos de la costa donde poder detectar y batir los aparatos de guerra alemanes, antes de su llegada a la costa.

“Un campo de batalla es una gran descarga de energía instantánea (un despliegue de fluidos y energía) que cataliza todas las proyecciones en el tiempo sobre un lugar. Actúa en términos culturales como la explosión de un volcán lo hace en términos biológicos, polarizando irreversiblemente el espacio y el tiempo… una suma de secuencias que es en definitiva un film, la construcción de un paisaje de la memoria, de un guión de guerra en el que los fantasmas se nos confunden con los largos 10 minutos de la secuencia inicial de Salvad al soldado Ryan” (Ábalos, 2005, p. 68)

Las fortalezas de Maunsell

La construcción de estas piezas, destinadas a la defensa inglesa en La Segunda Guerra Mundial, fue liderada por el ingeniero británico Guy Maunsell (1884-1961).

 

En 1940, Londres era el puerto más activo del mundo y por supuesto un objetivo mundial para todas las fuerzas de asedio exteriores. Era primordial defender las posiciones costeras en defensa de estos puertos. Para ello el Almirantazgo solicitó a Maunsell la tarea de diseñar una serie de fortalezas marítimas para el Ejército que se irían situando estratégicamente en los estuarios de Mersey, en las cercanías de Liverpool y más tarde en el estuario del Támesis.

02Fig.2: Guy Maunsell <http://www.engineering-timelines.com/who/Maunsell_G/maunsellGuy7.asp > y ubicación de algunas de las estructuras militares. (Elaboración propia)

En el mapa podemos ver la ubicación de algunas de las construcciones encontradas tras la revisión de diferentes mapas y localizaciones:

 

Sunk Head Naval Fort “U2” (AKA “Churchill One”) (51º49’14.29’’N – 1º31’41.10’’E)

Tongue Sands Naval Fort “U3” (51º27’34.19’’N – 1º19’39.57’’E)

Great Nore Army Fort “U5” (51º26’6.77’’N – 0º54’41.47’’E)

Red Sands Army Fort “U6” (51º29’04.00’’N – 1º08’09.06’’E)

Shivering Sands Army Fort “U7” (51º26’39.16’’N – 1º2’3.03’’E)

Knock John (51º29’58.76’’N – 1º4’57.39’’E)

Roughs Tower (51º55’46.08’’N – 1º28’4.32’’E)

Las agrupaciones de torres de defensa fueron Red Sands, Great Nore y Shivering Sands. El resto que aparecen en el mapa son destacamentos navales formados por grandes columnas de hormigón a modo depósitos donde se albergaban los camarotes y demás estancias para el abastecimiento y funcionamiento de la base. Centraré el discurso en el que todavía mantiene sus siete torres en pie, ya que las otras dos tuvieron diversos ataques y accidentes por parte de barcos que en la noche chocaban contra ellas.

Las tres son estructuras modulares de acero, con programas diferenciados de almacenaje, centro de comunicaciones, dormitorios, zonas de ducha, cocina, para conseguir perdurar las estancias de los soldados que ocuparían estos centros de defensa.

03Fig.3: Alzado y plantas de distribución. Fuente principal http://www.bobleroi.co.uk>  elaboración propia.

Para el Támesis, Maunsell optó por utilizar el diseño que había desarrollado para el Mersey, aunque las torres no iban a ser tan altas ya que el estuario del Támesis no es tan profundo. El plan era construir siete fuertes de siete torres (49). Sin embargo, sólo tres fueron construidas, con un coste de 724.000 £:

HM Fort Nore (U5) se desplegó entre el 20 de mayo y el 4 de julio de 1943. HM Fort Red Sands (U6, en la foto arriba) entre el 23 de julio y 3 de septiembre. HM Fort Shivering Sands (U7) se desplegó entre los días 18 de septiembre y 13 de diciembre. Todos fueron localizados en aguas de menos de 30 metros de profundidad, y todavía están en su lugar, excepto Fort Nore, que fue desmantelado en 1959-60. Cada uno de estos fuertes marítimos portaba cuatro cañones QF de 3,75 pulgadas y dos cañones Bofors de 40 mm. A finales de los años 50 fueron todas desarmadas.

Estas fortalezas terminaron convirtiéndose en una verdadera pesadilla, para aquellos que vivieron en ellas. Los propios soldados así lo acuñaron “Fort Madness”. Las condiciones de vida en estas islas artificiales fueron extremas. En cada una de las torres se podrían albergar hasta 265 hombres. El aislamiento que llegaba a superar los seis meses entre rotaciones de soldados de tierra y agua, era un auténtico castigo, con el ruido incesante del mar, los cañones, los motores de gasoil que abastecían de energía las torres, sin más distracción que la que podían procurarse entre ellos. Muchos de ellos requirieron tratamiento psiquiátrico.

04Fig.4: Perspectiva del conjunto. Fuente: R.M. Jurga

En la figura 4, los números indican cada uno de los usos para los cuales estaban destinadas las torres. La número 1, era la torre de control y comunicaciones. La número 2, la llamaban “La torre Bofors” puesto que era la que portaba los cañones Bofors de 40 mm. La número 3, era la que portaba el reflector. Las torres marcadas con el número 4 son las que portaban los cañones QF de 3,75 pulgadas, formando un arco de manera estratégica que cubrían todo el rango Norte-Este-Sur y respaldadas por los cañones Bofors.

La fortaleza de Shivering Sands, al igual que Fort Nore que sí fue desmantelada, estuvo involucrada en un accidente, durante la ocupación por una radio pirata durante la década de 1960. Este accidente tuvo que ver también con el choque de navíos que durante la noche chocaban contra las estructuras, sobre todo en días de niebla. De Shivering Sands quedan seis torres en pie.

Red Sands, también fue utilizada por varias estaciones de radio piratas durante la década de 1960 y a día de hoy es la que está en mejor estado de conservación, con sus siete torres todavía en pie.

Las radios piratas

Varios fuertes fueron ocupados por radios piratas, a mediados de la década de 1960. Al estar fuera del límite de las tres millas podían evitar las leyes de monopolio sobre las radios del momento. La carrera de radios pirata comenzó con Radio Caroline en 1964, unos pocos meses más tarde “Screaming Lord Sutch” (David Edward Sutch) instaló Radio Sutch en una de las torres de Shivering Sands con un enorme éxito. Sutch pronto se aburrió del proyecto y se lo vendió a su gerente Reg Calvert, que la rebautizo “Radio City” y expandió las operaciones a las 5 torres que quedaban.

Pero la muerte de Calvert en una disputa sobre propiedad de la radio motivó que el gobierno finalmente legislara contra los piratas en 1967.

RedSands fue también ocupada por Tom Pepper con Radio Invicta, luego llamada King Radio hasta que Ted Albeury lo transformara en una radio de sonido profesional suave, llamada Radio 390 por su sintonía. El tamaño de las torres del ejército las hacían ideales como plataformas de antenas, ya que podían estar basadas en la torre central y tensar la antena por el resto de torres.

Un pequeño grupo de entusiastas de radio pusieron en marcha Radio Tower, en el fuerte naval de Sunk Head, pero era de muy poco presupuesto, tenía poca cobertura y sólo duro unos pocos meses. Decían que iban a emitir también TV, pero nunca fue creíble.

05Fig.5: Tom Pepper, “Radio Invicta” en Red Sands Towers. Fuente: http://www.offshoreradio.co.uk/album35.htm

Finalmente, las estaciones de radio piratas desaparecieron para dar paso a unas estructuras vacías y sin uso hasta el momento.

Existe un proyecto en marcha denominado “Red Sands Project”, que pretende convertirlas en un complejo museístico sobre la guerra y promoverlas para favorecer el turismo en la zona.

Utopías soñadas

¿Se puede crear un país de la nada? Parece que sí, aunque pueda sonar a utopía, Paddy Roy Bates lo consiguió.

Roy ocupó el fuerte naval de Knock John e instaló Radio Essex, luego rebautizada BBMS – Britain´s Better Music Station – pero es más conocido por sus actividades post-pirata. Para él su sueño de poder tener su propio país, (en este caso un micro-país) fue realizado tras tomar Roughs Tower donde vive desde 1964, como el Principado de Sealand.

Rough Towers forma parte del grupo de estructuras militares que diseñó Guy Maunsell. En este caso se trataba de dos grandes cilindros de hormigón a modo de pilares huecos, donde se albergaban los destacamentos militares, que servían de soportes para una gran plataforma de acceso y control, provista de armamento antiaéreo.

La ubicación de esta estructura se sitúa a una distancia aproximada de 7 millas náuticas de la costa, que es más del doble de la entonces aplicable ley territorial de aguas de 3 millas. Por tanto se encuentra en aguas internacionales en el Mar del Norte. Fue desertada y abandonada, ‘res derelictae y terra nullius’.

El 2 de septiembre de 1967 Roy Bates se mudó con su mujer y su hijo fundando el “Principado de Sealand”. Creó un escudo y una bandera, una moneda (el dólar de Sealand equivalente al estadounidense), un idioma oficial (inglés) y un lema “E Mare Libertas”.

06Fig.6: Principado de Sealand. Sección de Roughs Tower, bandera y pasaporte. Fuente: <http://www.sealandgov.org/>

Esta utopía que hizo realidad Roy Bates, es una más de las muchas que subyacen en la mente de muchos arquitectos, que sueñan con construir en el mar ciudades, creando todo tipo de islas artificiales que convivan con el agua. En especial los fuertes de Red Sands, todavía en pie con sus siete torres, es una de las más evocadoras. Parece que su misión tras la guerra no ha terminado y están como a la espera de poder servir para otro tipo de fin. Parecen pertenecer a otro mundo, pero están ahí formando parte de un paisaje inusual en el mar y que es muy posible que se repita y reconstruya de otra manera en otros lugares.

Yo mismo caí en la tentación en 2010, cuando descubrí estas estructuras por primera vez y las utilicé como estaciones de control de nivel del mar. Red Sands, volvían a funcionar no como radio pirata, sino como emisora que enviaba señales a la torre de control de la Barrera del Támesis, para el cierre de compuertas y poder salvaguardar la ciudad de Londres de una posible inundación por aumento del nivel del mar.

07Fig.7: Red Sands <http://intheboatshed.net> y gráfico para Utopía nº100 [Londres 2100] de Ángel Martínez <http://amg10.wordpress.com/click-project/> (Elaboración propia)

Conclusiones

Son muchas las imágenes y proyectos soñados de estructuras que intentan colonizar el mar, ya no como micro-países fundados de la nada, pero sí como lugares en un futuro donde poder fundamentar las nuevas ciudades del futuro. Ciudades flotantes, estructuras tridimensionales que albergan nuevos asentamientos, paisajes artificiales que intentan vencer el aumento del nivel del mar, llegando a imaginar la arquitectura como nubes capaces de flotar en el viento…

“Así se fabrican las nubes. Como esferas geodésicas se hacen más grandes de media milla de diámetro que se conviertan en estructuras flotantes nubes. Tales cielo-esferas geodésicas flotantes pueden ser diseñadas para flotar en altitudes preferidas de miles de metros. El peso de los recursos humanos que se añade a estos nueves “nube” prefabricados sería relativamente insignificante” (Fuller, 1967, p.98)

Buckminster Fuller, imagina ocupar el cielo, con nuevas estructuras, imaginando una situación utópica. Una utopía no entendida como aquella representación de un mundo y sociedad idealizado, tal y como definiría Tomás Moro en Utopía (1516), sino como aquello que imaginamos, proyectamos pero todavía no tenemos posibilidades tecnológicas de construirlo, o económicas, pero que de algún modo albergan el germen capaz de generar una realidad en el futuro.

Este tipo de proyectos evocan estas posibles realidades en un futuro. ¿Cómo sino seremos capaces de construir nuevas alternativas sino es a través de la experimentación? Es aquí donde reside este germen, capaz de llevarnos a lugares donde la imaginación por sí solo no es capaz de recurrir, pero que proyectándolas, experimentándolas, imaginándolas a través de nuestras herramientas gráficas pueden tener un tiempo en el futuro donde hacerse realidad.

La arquitectura como disciplina, nos ha traído infinidad de proyectos imposibles, donde sus autores intentan imaginar otras posibilidades, en las que no caben interpretaciones directas, sino más bien un difuso horizonte de nuevas ideas no llevadas a cabo, con la pretensión de que algún día alguien las pueda llegar a construir.

El cine nos ha traído películas como La Guerra de los mundos (Spielberg, 2005), donde seres venidos de otros mundos con tres patas articuladas van caminando por nuestras ciudades, asediándolas. Los fuertes de Maunsell parecen recordarnos estas historias fantásticas y aunque en algún momento, ellas también tuvieron su propia guerra, ahora permanecen calladas e inmóviles, esperando tal vez un futuro distinto enfocado a una utilidad más humanizada.

08Fig.8: Gráficos “La Guerra de los Mundos” <http://www.graphique3d.republika.pl/> y Fuertes de Maunsell (Red Sands)

Lista de referencias:

 

–          ÁBALOS, I., 2005. Campos de batalla. Barcelona: Edita Coŀlegi d’Arquitectes de Catalunya.

–          Abley I, Schwinge J. Architecture with legs. Architectural Design. 2006; 76(1): 38-41.

–          Schwinge J. Cloud piercer: Mile high. Architectural Design. 2006; 76(1): 33-37.

–          Discurso de Winston Churchill:

–          http://www.historia-actual.org/Publicaciones/index.php/haol/article/viewFile/635/529

–          http://www.log.doggerland.net/2011/02/23/maunsell-forts/

–          http://www.modestoradiomuseum.org/radio%20caroline%20peters%20page.html

–          http://www.militaryanalysis.blogspot.com.es/2010/11/forts.html

–          http://www.offshoreradio.co.uk/album35.htm

–          http://www.project-redsand.com/

–          http://www.sealandgov.org/

–          http://www.simplywhitstable.com/mforts/mfortsmen.htm

–          http://www.spiegel.de/international/zeitgeist/world-war-ii-fort-madness-britain-s-bizarre-sea-defense-against-the-germans-a-728754.html

–          http://www.tectonicablog.com/?p=2819

–          http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=P_LnPYRSLIc

 

 

Anuncios
Esta entrada se publicó el 15 enero, 2013 en 12:48 y se archivó dentro de Sin categoría. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: